Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

miércoles, 24 de agosto de 2011

Harry Potter y el final del Señor Oscuro

Aquí estoy, siete libros mas tarde, con los que he compartido grandes momentos de emoción, misterio, acción, y porque no, también de desengaño y enfado.
Me es imposible ensalzar la saga en los altares de fantasía y magia, de los que ya tengo mis (fuertes) opiniones formadas (tantos años de experiencia la dejan a una algo cascarrabias), pero si puedo decir, con la boca bien grande, que me lo he pasado bien, y hasta he disfrutado enormemente conociendo a grandes personajes (Snape Forever!!, ja, ja) y su historia, he llorado y he reído con ellos, y eso para mi cuenta mucho en la balanza.
Para los que quieran experimentar mi viaje de descubrimiento de Harry, ahí van los enlaces de mis seis reseñas anteriores.

Como siempre al decir adiós a algo con lo que he vivido durante un montón de horas, te deja vacía y melancólica, y con ganas de mas.
Espero que escribir, ésta, mi última reseña potteriana, calme mis ansias y mi nostalgia.

Harry Potter y las reliquias de la muerte - J.K. Rowling

Los mortífagos están tomando posesión de todo, Voldemort está al acecho y Harry, con su mayoría de edad mágica a la vuelta de la esquina, necesita esconderse desesperadamente.
La Orden del Fénix arriesgando sus vidas lo traslada a la casa de los Weasly, llena de protecciones mágicas y pronto escenario de la boda de Fleur y Bill.
Harry, Ron y Hermione no tienen planeado volver a Hogwarts a cursar su último año, su misión es mucho mas importante, buscar los horrocruxes creados por Voldemort, para así poder derrotarlo.

Y así empieza la peligrosa y solitaria aventura de nuestros tres amigos. Sin nadie a quien recurrir, ni apenas pistas que seguir, los horrocuxes parecen, mas que nunca, una misión imposible.
Además, Dumbledore dejó mas trabajo a Harry de lo que parece, por si no fuera suficiente con los horrocruxes, las reliquias de la muerte van a ser también una clave importante para derrotar al Señor Oscuro. ¿Qué son? ¿En qué se convierte el que las posee?
Ahí tenemos un interesante misterio.

Mientras otro se resuelve, ¿qué sabemos de Dumbledore?
No mucho. El mentor de Harry había conseguido eludirnos, pero no por mucho mas, por fin conocemos los claroscuros de un personaje que no tenía ni pasado (ni futuro, ja, ja). Sus primeras tentativas de poder, la desgracia de su familia, sus hermanos, etc... la complejidad de su carácter se nos desvela cuando ya no está para apreciarlo justamente.
Lo mismo se puede decir de Snape, en éste, su gran secreto, por fin es revelado, su vida interior expuesta. Un héroe en la sombra, mas valiente que ninguno, lo que ha hecho que llorara un montón y que acepte de una vez por todas la saga en un rinconcito (pequeño) de mi corazón.

Otro pequeño héroe con el que he llorado, Dobby, ¡ah! cuantos momentos sufrí en los anteriores libros su presencia y su desperdicio de páginas, para luego soltar lágrimas irreprimibles por él, ¡¿seré corta?!
Y mas, Kreacher y su misión de obedecer a la familia Black, a eso lo llamo yo devoción.
Además de la genialidad de las reliquias de la muerte y su poder.

Pero en fin, un gran final, si señores, muertes, traiciones, secretos desvelados, batallas de magia y un epílogo para los nostálgicos a los que nos cuesta dejar ir personajes.


Harry Potter y las reliquias de la muerte I y II (las pelis)

David Yates termina con la saga, con Steve Kloves en el guión (no podía ser de otra manera), una lástima la ausencia de John Williams, apeado hace tiempo, pero cuyo tema principal todavía se oye lejano de vez en cuando, bajo la batuta de Alexandre Desplat
Una lástima digo, porque el apoteósico final, se hubiera beneficiado enormemente de la experiencia del maestro.

La división del libro en dos films no es superficial, hay mucho que contar y poco tiempo para hacerlo y aún y así:
La historia de Kreacher y su amo, y de cómo Sirius Black no fue el único mago bueno de la familia queda disfusa y empequeñecida, al igual que la historia de Dumbledore y su pasado del que se nos niegan todos los detalles (¡por qué?).
Los subterfugios de Harry en la boda de Fleur y Bill y en todos los lugares que visita (en Godric's Hollow sobre todo), poción multijugos, capa de invisibilidad... no se encuentran en ningún sitio, lo que hace que sea absurdo del todo esconder a Harry en casa de los Weasly y luego hacer que acuda a la boda.

O la desaparición de la maldición en el nombre de Voldemort, ¿cómo si no esos mortífagos encuentran a Harry, Ron y Hermione, en la cafetería? ¿o en el bosque?
Pero lo que tiene mas delito de todo es la confusión entre los horrocuxes y las reliquias de la muerte, de las que nunca se nos explica plenamente el porqué de su importancia, ni porqué Harry enfrentado a su poder decide dejarlas a un lado.

En fin.
Por lo menos no se ahorra en la vindicación de Snape como el auténtico héroe de la saga (bueno, él y Longbottom), ¡Alan Rickman is the best! No llega tarde su (verdadera) historia, y de cómo su valentía es lo que realmente derrota al Señor Oscuro.

El primer film es largo y desesperante, una huida hacia delante solitaria llena de oscuridad y desasosiego, muy tirando al estilo Antonioni (sí, qué pasa), por sus silencios y su tristeza, es una rara avis en la saga y posiblemente la cinematográficamente mas adulta de todas, y ayuda a sentar la base del largo clímax que va a ser la segunda.
El film, añade a Bill Nighy a la larga lista de actores veteranos asociados a la saga, y nos regala un cuento animado, poético y desgarrador sobre el valor de la vida y la muerte (con diferencia lo mejor de todo el metraje, sin música, sin pausa y con los pelillos de gallina, ji, ji).

El segundo film no da respiro, el final en toda su tragedia y esplendor, y además funciona también para los no lectores de la saga que ven una película llena de acción y lo suficiente cerrada como para que los no familiarizados con los personajes puedan disfrutarla igual.

Se dice adiós a muchos personajes, a algunos mas abruptamente que a otros, pero el despliegue deja sitio para la aparición, aunque sea por unos segundos de Emma Thompson o Miranda Richardson o Imelda Staunton, grandes veteranas de la serie, incluso Gary Oldman tiene su momento. Está claro que todo el mundo quiere estar presente en estos momentos.

Y, el gran enfrentamiento entre Voldemort y Harry, donde el amor, la magia mas poderosa, triunfa, aplastando la oscuridad.

Fin.

3 comentarios:

Nadie nadie dijo...

Me ha hecho ilusión seguir tus críticas, como releer los libros a través de los ojos de otra persona, recordándome la panzada de lectura que me di aquel verano.
Yo no le pongo reservas a la saga, me parece un logro extraordinario, la mezcla de estructuras sencillas, la novela juvenil de aventuras, la novela de misterio, la novela de colegio privado, para colgar una serie de personajes complejos y memorables a los que acabas conociendo como viejos amigos.
Me alucina que el momento en que Harry se dirige hacia el bosque para dejarse matar sientes que cada libro ha ido preparando ese momento desde la primera vez que encuentras a Harry en el cuarto bajo las escaleras, y todo el bagaje emocional que has acumulado, los chistes, las chorradas, las golosinas mágicas, los amoríos adolescentes, las aventuras, la magia y los monstruos, hacen el momento aún más intenso. No quieres que vaya, pero sabes que tiene que ir.
Y te preguntas si Rowling hará trampas y Harry esquivará el rayo, o si aparecerá alguien y recibirá el impacto por él, pero no. El héroe tiene que sacrificarse sin rechistar. Como en todos los relatos míticos.

Y sobre todo me encanta la visión positiva que transmite sobre la vida y las personas; cómo Harry es el elegido para destruir el mal no por ser el mejor mago, o el más listo o poderoso, o por un derecho de sangre o cualquier otra zarandaja, sino por el amor que le rodea desde su nacimiento, el de sus padres, que viene dado, sí, y también el de todos sus amigos, que le apoyan hasta el final porque se lo ha ganado teniendo, simplemente, un buen corazón. Cuando Harry y Draco se saludan con un gesto al final de todo, uno se da cuenta de lo alejados que están estos libros del maniqueísmo de tantas y tantas otras historias épicas supuestamente más adultas o complejas.
Y lo dejo porque me enrollo que da espanto.

"All was well".

TT dijo...

Hola de nuevo Marguis, esta vez desde Vang Vieng, Laos. Solo para comentar que en China quise ver Harry Potter solo costaba al cambio unos 4 euros en 3D, pero lo queria ver, digamos "en normal", y costaba 12. Que alguien me lo explique.

Para cuando alguna pelicula del sudeste asiatico? Intentare hacerme con algunos titulos y te los mandare ;)

www.aciasia.blogspot.com

marguis dijo...

Nadie nadie:
Gracias por leerlas!!
Para mi han sido todo un viaje, desde mi pobre opinión de la saga antes de entrar de lleno en ella, hasta las lágrimas derramadas con el último libro. Todo un viaje!!
Y admito que después de unas cuantas semanas todavía sigo medio enamorada de la saga, así que probablemente un año de esto repita la maratón y me los vuelva a leer, a ver que tal las segundas impresiones, sabiendo todo lo que se ahora.
Hay monetos que sin duda se te graban, Harry dirigiéndose a la muerte es uno de ellos, dejando ir Las Reliquias de la Muerte y enfretándose cara a cara con el mal. Eso me dejó hecha polvo, porque creía, como tu, que la Rowling lo solucionaría de otra manera.
Una lástima que en las pelis no enfaticen eso de la "protección" del amor, uno de los puntos claves para entender todo el asunto del superviviente y se lo saltan a la torera.
En fin.
Un saludo y otra vez, gracias por compartir tu Harry conmigo.


TT:
Tu siempre dando vueltas por el mundo!!!
Tengo "Chocolate" pendiente, veremos!!