Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

lunes, 28 de junio de 2010

Luther, la BBC que no falla.

Ahora mismo podría estar escribiendo sobre un montón de series, unas que acaban temporada (Smallville, Glee, Stargate Universe), otras que empiezan (Persons unknown, Rubicon, The Gates, Scoundrels), todas con menor o mayor fortuna, pero la realidad es que puestos a elegir solo quiero escribir sobre una: Luther.
Descubierta gracias a la recomendación de un compañero blogger, es una policial procedimental, y de esas ya tenemos la tira, pero (y sabíais que venía un pero, no mintáis), la forma en que esta rodada, la definición de sus personajes y su dinámica, los argumentos, todos gritan una cosa ¡hay que verla sí o sí! La BBC vuelve a hacerlo, produce una serie con una temporada muy corta (seis capítulos) y nos deja con ganas de mas, mucho mas. El final de temporada es de esos de infarto, de esos de gritarle a la pantalla, de ponerse nervioso y removerse en el sofá, de esos con los que te tirarías de los pelos hasta quedarte sin.
Luther es un policía, está separado, lleva tiempo en evaluación sicológica, pero está listo para volver a la acción, a hacer lo que mejor sabe, atrapar a los malos. ¡Y de qué manera!
Luther, es alguien complicado, lleno de fallos y aciertos como las personas reales, lleno de dudas y certezas. Es una pasada, y no me extrañaría que los yankis hicieran un remake de esto, aunque seguro, le quitan todo el encanto.
Recomendación de las buenas, incluso le estoy insistiendo a mi hermano que la vea y no pararé hasta que me haga caso... (¡Estas advertido!).

3 comentarios:

Conner Kent dijo...

pues le daré una oportunidad, que con la escasez que hay ahora es cuando "descubrimos" cosas interesantes :)

Alejandro the Kitsune-san dijo...

de esta hablan muy bien y otra que creo que se lla threme o algo asi

viste la otra?

necesito algo pues termino braking bad y falta para dexter

aunque dentro de poco viene mad men

saludos

Tarquin Winot dijo...

La BBC es toda una garantía de calidad.

Un inesperado ataquede sueño asesino, que nada tuvo que ver con lo que aocntecía en pantalla, me impidió ver el primer capítulo en condiciones (a los quince minutos ya roncaba como un cesto), pero lo que vi me pareció muy prometedor.