Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

martes, 14 de septiembre de 2010

True Blood: cerrando puertas, abriendo ventanas (o portales dimensionales)

Llegamos al final de temporada de True Blood, entusiasmados y decepcionados, ¿a esto lo llaman un final de temporada? Yo lo llamo pu$%&da.
Tercera temporada (y sin spoilers del final),

PROS:
Eric (lo primero, claro), y su constante dinamitación de la relación entre Sookie y Bill (¡¡¡Sí!!!), su odio hacia sus enemigos, que le permite tener esa doble cara de capullo malvado, y vengarse a lo grande.

Jessica y Hoyt, el destino es el destino, y estos dos, por mucho que quieran TIENEN que estar juntos.

Pam y Jessica, hablando de hipotéticos cadáveres y de hipotéticas sierras eléctricas, estas dos tienen las mejores conversaciones telefónicas de toda la serie.

Franklin Mott, que loco estaba, por la diosa, pero su enamoramiento por Tara, hizo que odiara un poquito menos a la susodicha (solo un poquito menos).

Edgington, para siempre nos quedará ese final del capitulo 9. Lo mejor de esta tercera temporada.

Jason y Andy, ninguno de sus diálogos tiene desperdicio, siempre que estos dos están juntos, me parto de la risa.

Lafayette y Jesus, y su relación, ¡ay, el amor!

CONTRAS:
Tara, cada vez me cae peor, siempre llorando por las esquinas, ¡por la diosa! Sí, sabemos que has sufrido mucho, pero supéralo de una vez.

Sookie, esta temporada me ha caído mejor que las anteriores, por aquello de imitar a Bill, de descubrir de donde vienen sus poderes, y pensar que es bastante tonto. Pero me sigue cayendo mal, veamos, tiene a Eric y al hombre-lobo (se llame como se llame), babeando a sus pies y sigue prefiriendo a Bill, ¿pero qué le pasa?

Sam, esta temporada ha sido desastrosa, su linea argumental, pobre y sin sentido, y ¿a qué viene eso del final? No me ha gustado.

Arlene, otra que cada vez soporto menos, a pesar de su relacion con el adorable Terry, otra a la que le gusta llorar por los rincones.

Jason y Crystal, no me gustan nada juntos, lo siento. ¿me vas a decir que Crystal es el amor de su vida? ¿Otro mas?

Lafayette y Jesus, y el rollo de los brujos, se ve venir que en la próxima temporada lo van a desarrollar mas... y no me acaba de convencer.

La temporada en general, que ha abierto un monton de ventanas y no ha cerrado casi ninguna puerta, ha sido genial, y aburrida..., lo dicho, entusiasmada y decepcionada.
Fin.

2 comentarios:

Samantha dijo...

El final de la temporada me ha dejado indiferente, me quedé peor con el final del capítulo 11!! Si ese llega a ser el último capítulo, entonces si que me enfado. Ahora me da igual que llegue la siguiente temporada... bueno, no, esperar un año entero, es mucho tiempo, tendré que buscar otro entretenimiento.

Un saludo!

Alexandra dijo...

Mi anganchamiento por True Blood, se marcó en serio éste año. Me aventé las dos temporadas anteriores en una semana y ésta última la seguí por HBO, ahora sí. Pero cuando comenzaron a descifrar qué cosa es Sookie empecé con la comezón de que ésto iba de mal a peor.

Lo que me motivó a seguirla viendo religiosamente fue Eric, cómo no?, si es único y lo adoro por mala leche (cuando quiere y puede), por encantador y por los sueños cachondos que me le genera a Sookie...Aaaah!!

Espero que la cuarta temporada esté mejor definida y el tema de la brujería resulte más entretenido que los hombres-lobo.

Salu2.