Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

miércoles, 22 de junio de 2011

Criópolis - Lois McMaster Bujold

Todos tenemos a nuestros escritores favoritos. Esos, que no importa lo que escriban que nosotros seguimos fieles, esperando ansiosamente cada nueva novela que sale de su imaginación, comprándola compulsivamente con solo ver su nombre en la portada.
A mi me pasa con unos cuantos, Orson Scott Card es uno de ellos, desde El juego de Ender que he leído TODO lo que ha caído en mis manos de este hombre (de hecho, suelo releerlo de vez en cuando), Iain Banks sería otro, como ya sabéis cada vez que publica un libro aquí escribo su crítica puntualmente, el hombre me alucina como el primer día. Hay unos cuantos mas, Brandon Sanderson, Javier Negrete (la nota española, je, je)... y Lois McMaster Bujold, por ahora, cuatro Hugos (igualando a Robert A. Heinlein)
A esta señora la descubrí tarde.
Con tarde me refiero es que no entré en su juego, podríamos decir, hasta mitad de saga. Nunca me atrajo mucho, y fue la casualidad que hizo que se me cruzara en mi camino: libros de saldo. Si, si compras libros de saldo de ciencia ficción (yo lo hago sin pensármelo cuando los veo barartitos), y forman parte de una saga, ¿no sería mejor empezar desde el principio? No es que no te enteres de nada, pero si te lees el primero, quizás lo pillarás mas, ¿no?
Pues eso. El primero.
Aprendiz de guerrero, hay otros que podrían tener ese honor, pero para mi, el primero de La Saga Vorkosigan, es y siempre será, éste. Leído ahora es rápido, sencillo, y me atrevería decir, que hasta simple. Aventuras espaciales, Miles Vorkosigan, un héroe atípico y poco mas.
Publicado a principios de los 90, la cosa está que la saga ha ido creciendo y evolucionando con el crecimiento y evolución de la autora, al igual que sus personajes, Miles empezó de adolescente y después de mas de una decena de libros ya ha llegado casi a los cuarenta.
Después de tanto tiempo, los libros siguen siendo de lo mas divertidos (me río a carcajadas con algunas situaciones), son entretenidos a rabiar (no me suelen durar mas de tres días en las manos), con sus tramas de complots secretos, espías, secuestros y misterios en el espacio, todo sin dar descanso. Unos personajes carismáticos a rabiar y unas resoluciones de infarto.
Se nota que me gusta la saga, ¿no?
Desde hacía unos años a la autora le dio por dejarla de lado, ya son muchos libros y corremos el peligro de aborrecer a Miles. Empezó a escribir fantasía, con mas o menos éxito (lo de Chalion es una pura maravilla), y aunque raro al principio, se le da tan bien como la ciencia ficción.
Aunque volver a Miles solo era cuestión de tiempo.
Miles en otra de sus misiones como Auditor Imperial viaja a Kibou-daini, para investigar a una corporación que quiere introducirse a gran escala en Komarr, uno de los tres planetas que pertenecen al imperio de Barrayar. Como siempre Miles tiene el don (o la maldición) de, no solo saber encontrar el avispero, sino de agitarlo con todas sus fuerzas, y ya sabemos lo que pasa cuando algo interesante entra en el radio de atención de Miles, que la cosa no acaba, hasta que su maníaca hiperactiva personalidad ha tirado de todos y cada uno de los cabos hasta desenredar el lío.
Y la autora ni siquiera se molesta en introducirnos poco a poco en el nuevo planeta, porque así es como empieza la cosa: Miles acaba de escaparse de un secuestro fallido, anda drogado y desorientado en la mas completa oscuridad de una ciudad subterránea repleta cientos de criocámaras con gente congelada... la primera página, señores.
Un principio espectacular, para una saga espectacular.
No se si serían las ganas de volver a oir de Miles, pero me ha encantado, aunque debo reconocer que no constaría entre mis favoritos de la saga (eso se lo dejo a El juego de los Vor, Hermanos de armas y Una campaña civil) y si se quiere empezar en el mundo Vorkosigan Aprendiz de guerrero siempre es la mejor opción.
Como siempre, ¡quiero mas!

4 comentarios:

Nocivo dijo...

Pues parece la mar de entretenido oiga, a mi la saga que me gusta mucho es la de La Materia Oscura, de Philip Pullman, que empieza muy infantil y según va avanzando se va volviendo más madura desde el primer libro.
Sobre lo de engancharse a un autor y comprar de manera compulsiva su obra a mi me pasa con Christopher Moore.

marguis dijo...

Novicio:
La materia oscura, ¿eh? Quizás algún día le de un bocado, pero es que después de ver la peli del primer libro me quedé algo fría.
Por probar que no quede.

Jaime dijo...

El huerfano Jin es genial con su amor por los animales, me ha encantado el personaje, al igual que el libro. Despues de tantos tiempo y Lois no ha perdido su toque con la saga.

marguis dijo...

Jaime:
es cierto, esta mujer tiene una habilidad extraordinaria para hacer que todos los personajes, hasta los secundarios, tengan un carisma especial.
Yo leo todo lo que escribe, sea de Miles o no, aunque cuando es de Miles ya se que me lo voy a pasar pipa!!

Saludos.