Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

lunes, 25 de agosto de 2008

Expediente X La verdad de Chris Carter

Recuerdo que en uno de los primeros episodios que vi, Escurridizo, a Mulder que solía trabajar en la unidad de crímenes violentos, le piden ayuda para resolver un caso y le preguntan lo de los hombrecillos verdes, a lo que el responde muy serio "No son verdes, son grises. Y se comen el hígado de las personas por falta de hierro en su planeta" y se ganó mi corazón para siempre. Después de una sobredosis de Expediente X (cuatro temporadas de un tirón, nada mas y nada menos) he visto lo que me faltaba para completar la serie, en total 9 temporadas y 2 películas (Enfréntate al futuro y Creer es la clave) y todo a terminado, finito. Y por supuesto me he quedado con ganas de mas, es lo que pasa cuando miras una serie que te encanta, y de repente se acaba, aunque haya durado tanto. Y no es que me gustara por lo de conspiración gubernamental para encubrir los experimentos alienígenas, para mi lo de los aliens, a pesar de ser la línea argumental interna que daba coherencia a la serie, siempre fue lo secundario, siempre me gustaron mas los episodios independientes, los divertidos o esos diálogos escritos con sentido del humor: los de Jose Chung, vampiros pueblerinos, Cher, freaks de circo, fantasmas navideños, hacedores de lluvia, genios, aliens fans del baseball... creo que esa es una de las razones por las que me gusta tanto Supernatural, la mezcla de lo paranormal y la comedia son una combinación ganadora.
La serie, la segunda en el ranking de series de culto (la primera es Star Trek, of course) se ha convertido en todo un referente, pasa algo extraño, algún suceso paranormal, piensas Expediente X, salen dos agentes del FBI (aunque uno no sea muy alto y desgarbado y el otro no sea pelirrojo) y ahí está ese pensamiento traicionero, y el silbidito de la banda sonora suena en tu cabeza, y esperas a que pase algo muy raro. Chris Carter, la mente maestra detrás de la serie enfrentó a dos personajes, uno científico y analítico y el otro dispuesto a creer cualquier cosa e hizo historia, vemos esa dinámica, esa tensión sexual no resuelta, en cualquier serie que miramos hoy en día.
Los episodios finales de la serie merecen un capítulo aparte. Ya me advirtieron que no los mirara, que me decepcionarían. En la 8ª y 9ª temporadas cambian muchas cosas, hay un giro hacia lo dramático muy acusado, y lo de que David Duchovny se fuera supuso un golpe muy fuerte para la serie, que tuvo que justificar su ausencia con episodios de relleno derivando hacia lo de los aliens, demasiados para mi gusto. La presentación de otros dos agentes encargados de los expedientes no fue mala, y los casos no estuvieron mal, pero sin Mulder Y Skully nada era lo mismo, así que se buscó un final... muy decepcionante. Prefiero pensar que el final es la segunda peli, porque el final de la serie es un poco cagada, no porque sea un episodio malo, he visto episodios peores, pero es que no acaba de redondear la serie, no le aporta nada que no sepamos ya. Vamos que se merecía otro final.
Dejando a parte eso, el conjunto es excepcional. Nunca habrá otra serie como Expediente X, eso seguro. Utilizando una de las frases mas repetidas en la serie "Sé lo que vi".

Ficha

3 comentarios:

Marmack dijo...

Como esta es mi segunda serie favorita de todos los tiempos (la primera es Twin Peaks; lo siento amiga mía pero no soporto Star Trek) razón de más para darte la razón pero (como ya podías esperarte) no sin matizar dos puntos:
* la serie es genial, sí, pero Chris Carter bebe de muchas fuentes. Lo empaqueta todo muy bien, y nadie le niega el mérito, pero en lo que a temas se refiere, es un pastiche de ideas anteriores. Ningún problema, también lo es Harry Potter y me encanta, pero vale la pena recordarlo.
* lo de las dos últimas temporadas es una lástima por partida doble: tanto porque el final es lamentable (creo que decepcionante se queda corto), como porque los agentes Doggett y Reyes tenían tanto potencial como Mulder y Scully si alguien se hubiera esforzado en explotarlo. Razón de más para pensar que la inspiración de Carter duró lo justo. Por suerte, también nos dio dos temporadas memorables de Millennium. Pero casi que de eso hablamos otro día... :)

marguis dijo...

Yo también pienso que con un poco de tiempo Doggett y Reyes hubieran despegado... sobre todo, por parte de Robert Patrick al que considero un todoterreno capaz de matizar hasta el personaje mas duro... pero el dramón Skully-Mulder estaba en marcha y le quitó mucho tiempo a la serie... al final seguro que después de 10 ó 20 temporadas el agente Doggett se convertía en todo un creyente... bueno... o no.
En cuanto a Millennium, debo ser toda una hereje porque no creo que haya visto mas de 10 capítulos... hace años. Siempre la vi demasiado seria, a lo mejor ha llegado la hora de intentar verla entera. Por cierto, cuantas veces ha utilizado Chris Carter a Terry (Locke) O'Quinn en papeles distintos... yo cuento 4...

Marmack dijo...

Dale una oportunidad a Millennium, en serio. Vale que un rollo muy distinto al de Expediente X, pero si logras engancharte lo estarás hasta el final de la segunda temporada. Y en todo caso, el episodio de Jose Chung da cien patadas al de X-Files. Totalmente recomendable, tú que al parecer tienes más tiempo para ver series que yo (y que el resto de seres humanos que conozco, hehe).