Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

jueves, 22 de septiembre de 2011

City Hunter, la venganza llega a la ciudad.

Ligeramente basado en el manga del mismo título de Tsukasa Hojo, este kdrama nos cuenta la historia de Lee Yoon Sung (Lee Min Ho), un joven educado desde la cuna para servir a una venganza.
Lee Jin Pyo, su padre adoptivo, único superviviente en una masacre ordenada por cinco altos cargos del gobierno, entrena a Yoon Sun para que sea su brazo ejecutor.
Así, Yoon Sun entra a trabajar en el Servicio Secreto como experto informático, su tapadera le permitirá acceder a todos aquellos que causaron la muerte de su verdadero padre en la masacre.
Pero los caminos de Jin Pyo y Yoon Sun difieren en sus métodos, el primero quiere matar a todos los culpables, Yoon Sun quiere exponer la verdad a la opinión pública y desacreditarlos como lo que son, una panda de corruptos.
Desgraciadamente estas dos formas de aplicar la venganza harán que padre e hijo choquen una y otra vez.
Mientras Yoon Sun conoce a Kim Na Na, una agente del Servicio Secreto, llena de recursos, de la que se enamorará perdidamente, hasta el punto de arriesgar su misión.

Y esta serie podría haber sido grandiosa.
En serio.

Las luchas cuerpo a cuerpo, las escenas de acción, todas han estado llenas de emoción y con resoluciones impecables. La historia de la venganza es genial, y está muy bien escrita, pero, la historia romántica me ha sacado de mis casillas, encima con unos fallos de guión garrafales (sobretodo al principio), un ahora si, ahora no de lo mas estúpido, si ves todos los capítulos seguidos como yo, que así se notan mas los fallos.
Dentro de todo, la tensión y el misterio podía palparse en muchos episodios, y aún mas cuando el enmascarado héroe se encontraba cara a cara con Kim Na Na cumpliendo con su deber, e incluso disparándole, ¡¡sin saber que era su enamorado!!

Debo estar quisquillosa porque al final los fallos de guión han pesado mas que las escenas de acción.
Aún así, si anuncian que van a hacer una segunda parte, la veré sin dudarlo, reconozco que las 20 horas de la serie me han entretenido.