Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

lunes, 26 de septiembre de 2011

Fringe, treguas, vacíos, nuevos compañeros, y calvitos por doquier

Cuarta temporada de Fringe.
¿Dónde está Peter?
¡¡¡Aaaaaaah!!! (esta soy yo gritándo de frustración)
Veamos. Parece que la tregua funciona, aunque Olivia está mas seca y desapasionada que nunca, y B-Olivia, con su aptitud casi despreocupada, empieza a caerme genial.
Espera, espera, ¿es ese Sheppard? (esta soy yo recordando los buenos tiempos de SG Atlantis). ¡Adios Sheppard!
Pero hay algo que falla. Hay un vacío (Sí, Peter!!! esta soy yo gritándole a la pantalla).
Aparece Lincoln Lee, al que Olivia parece no reconocer, pero hay dos calvitos que nos dicen que no pasa nada, así que no hay de qué preocuparse (dren, esta soy yo preocupándome).
Walter está tan loco como siempre. Hay cosas que ni una paradoja gigante podrían cambiar.
Y mas calvitos hablando crípticamente. Nunca existió, dicen, hay que borrar todo rastro. (Oh, frak, frak, frak, esta soy yo mordiéndome las uñas, casi llorando de desesperación).
Y el caso se soluciona, como siempre. Lo que significa que no se soluciona en absoluto.
Sinceramente espero que a estas alturas J.J. Abrams tenga hemorroides o algo, por hacernos sufrir de esta manera.
¿Dónde está Peter?
Cuarta temporada de Fringe.

2 comentarios:

JMHulme dijo...

Walter está MÁS loco que de costumbre, pobrete, y además con esos flashes del "hombre en el espejo"... Me encanta el pseudoreset que le han metido a la serie :D

Alexandra dijo...

Jajajajajaja, fenomenal!

No sé,pero algo tendré que hacer para comenzar a ver Fringe en forma, porque me perdí.

Un besote y salu2.