Ciencia ficción, fantasía... libros, series, cine: allá voy!!

sábado, 14 de mayo de 2011

Stargate Universe, el eterno viaje termina aquí

Estamos de luto, la última space opera que quedaba en antena muerde el polvo, gracias al SyFy (que en mi mente ya llamo FOX segunda parte).
Nos prometieron drama, espacio, alienígenas, naves, y stargates. Al principio no era muy entretenida y parecía una mala copia de Galactica con toques Stargate, pero sin la intensidad de la primera y sin el sentido del humor de la segunda.
Pero poco a poco, y definiendo mas los personajes, y buscándoles su sitio en la historia, se convirtió en una serie mas que decente para ver.
La clave está en los secundarios, una vez los emparejaron y les dieron diálogos graciosillos todo encajó como la seda... o sea menos Galactica y mas Stargate.
La segunda temporada empezó fuerte (mucho mejor que la primera) y hacia la segunda mitad estaba completamente enamorada de ella, justo cuando anunciaron su cancelación, ¡¡malditos!!
Resumen a la vista. Mas que probables spoliers.

PROS:
-Desde la super excelente Resurgence en adelante, la serie se convierte en puro genio, los Drones como enemigo recurrente, la serie necesitaba desesperadamente sus Replicators o sus Wraith, el oponente imbatible y en constante evolución, que tan bien ha definido la franquicia.

-Eli pasa de ser el geek super inteligente bueno para nada, a el salvador de todas las situaciones droníticas, mas confianza, mas aprovechamiento del personaje, ¡bien!

-La teniente Johansen, el primer personaje al que se le dio tridimensionalidad en la serie, la médico enfrentada a la precariedad de la situación, sin posibilidad de suministros. Hizo milagros. Perdió pacientes. Y los salvó.

-El trío de científicos secundarios, Volker, Franklin y Park, ¡cómo me gustaría un spin-off con estos tres! Greer también puede salir.

-La aparición de McKay en Seizure, brillante, graciosa como siempre, con la teniente James indicándole dónde estaba su cara... un poquitín mas arriba de donde miraba el científico.

-Greer, en todas sus apariciones, y eso que al principio no lo tragaba, la segunda temporada ha servido para confirmarlo en una de las grandes bazas de la serie.

-La descentralización de la serie de los protagonistas oficiales, decididamente todos necesitábamos un descando de la pareja mona, Chloe y Scott.

-El doctor Rush, un capullo hasta el final, eso si que es un personaje consistense, ¡qué mal me caía! ¡y me sigue cayendo! Está en los pros por su constate dinamitatización de todo y de todos, toda serie necesita un cabrón que mueva la trama interna, y Rush fue un desagradable piojo, resabiado e insoportable... pero al fin y al cabo Nuestro Piojo.

CONTRAS:
-Ni el coronel Young, al que nunca vi como un verdadero comandante, sino como alguien que se dejaba llevar por la corriente, ni el coronel Telford, me gustaron nunca. Su antagonismo tampoco ayudó, ahora nos peleamos, ahora somos superamigos, ahora resulta que soy un espía y nos volvemos a pelear, ahora soy un agente doble y nos hacemos amiguitos otra vez. Todo muy cansino.

-Igual que la relación entre Young y Camile Wray, por lo menos a partir de la segunda temporada llegaron a un entendimiento. Tanto politiqueo en la nave lastró el primer arco argumental, y lo llenó de episodios de relleno donde civiles y soldados luchaban en vez de cooperar.

-Durante toda la serie hubo muy poquitas revelaciones sobre los constructores de la nave, sus intenciones, y su misión. El lado místico convenció al principio, luego se desvincularon totalmente de él, tanto científico junto, tanto pensamiento racional acribilló el misticismo. El viaje se convirtió en la propia misión, y volver a casa dejó ser la prioridad.

-Ginn y Eli, sí, ella me da penita, su desaparición fue desafortunada, pero no creo que pegasen y siempre esperé ver segundas intenciones en ella.

-La falta de un superhombre salvador del momento, fucionó a las mil maravillas con O'Neill y Sheppard (sobretodo con el último), necesitamos un héroe, y lo necesitamos ya. ¿Greer? Puede ser.

-La dejadez con la que se trató a Johansen y Varro, su romance incipiente se merecía mas minutos.

-Igual que la segunda teninete Vanessa James, ¿por qué acabó saliendo tan poco y se le dio tan poca importancia?

-La cancelación, of course, un contra como una casa, ¿por qué? ¿por qué?

Los últimos capítulos fuero todos una pasada, desde el encuentro con sus descendientes en Common Descent, el final no oficial de la serie Epilogue o el último último Gauntlet, todos merecen un lugar de honor y son dignos finalistas, pero el mejor episodio de la temporada se lo lleva Hope, en el que pasan tantas cosas que es increíble que solo sea un capitulo,  no hay manera de ponerse en contacto con la tierra, y Chloe acaba poseída por Ginn, y la doctora Amanda Perry, pero eso es lo de menos, los secundarios toman el control del capítulo y asistimos a la dramática búsqueda de un riñón para el doctor Volker mientras se deja querer (puramente platónica e inofensivamente) por la doctora Park, Greer sale al rescate (no podía ser de otra manera), hay chistes sobre 2001: Una odisea en el espacio, y Volker y Greer contemplan las estrellas. En ese momento supe que la cancelación injusta de la serie me iba a doler horrores.
Le costó encontrar su camino, el delicado equilibrio entre acción, aventuras, drama y comedia se nos mostró por fin cuando menos lo esperábamos.
Bueno SyFy nos la dio, SyFy nos la quitó.
Y la echaremos de menos.